Enero es... Almodóvar

Loading...

124 - Restless (Gus Van Sant)


Sinopsis:

Narra la historia de amor de una joven pareja. Ella (Mia Wasikowska) es una enferma terminal que se enamora de un chico (Henry Hopper) al que le gusta asistir a funerales. Ambos se encontrarán además con el fantasma de un piloto kamikaze japonés (Ryo Kase) de la II Guerra Mundial. 

Crítica:
La última y desprestigiada película del genial Gus Van Sant es un delicada drama cómico absolutamente irresistible.


La técnica de Gus Van Sant sigue adelante. Tras su fama en los noventa con Good Will Hunting, y su muy bien recibida tetralogía sobre la muerte, con Gerry, Elephant, Last Days y Paranoid Park, así como vuelta al cine comercial, aunque no por ello malo, con Milk, ahora llega Restless, estrenada en la sección Une Certaine Regard en Cannes. O sea, esperábamos que siguiese la senda de Elephant, esos planos largos y quietos en los que suena de fondo Elliott Smith y nos aburrimos un poco, porque es arte.


Pero no. Tampoco significa que vuelva con el cine extremadamente comercial como Milk, no. Restless tiene un comercial aunque no haya nadie en las salas, pero al mismo tiempo busca depurar nuevas formas. Si antes era una pasión por los planos larguísimos, ahora es exactamente lo contrario, en tres planos te dice que la protagonista le quedan tres meses de vida.  A parte, sumémosle los saltos de eje a lo Von Trier y fallos de raccord constantes, y tenemos una peli fresca y divertida.

Sí, divertida. Aunque nos cuente un dramón, te sonríes mientras la ves. Está dominada por los diálogos, le da un toque ágil y fresco. Es una película muy americana, desde los créditos mismos, pero al mismo tiempo tiene un aire muy Novelle Vague. A destacar al actor, tremendamente guapo, Henry Hooper, hijo de Dennis Hooper, y un clon de James Blake. Tan clon que a veces es inevitable pensar que el cantante es el que actúa, muy bien.


Mención especial merece la banda sonora, que tiene la misma calidez que el ‘Miss Missery’ de Elliott Smith que tocó en los Oscars. Todo sigue esa línea de guitarras acústicas y voces que tiemblan. Suenan temas de Sufjan Stevens, y el cierre con Nico al final es increíble.


La película es completamente adolescente, y por ello, el tema que trata lo hace desde una perspectiva más superficial que pongamos, Beginners, otra película estrenada en España este año y que es el reverso adulto de este tema tan complicado. Si la otra (a pesar de tener también componentes muy cómicos) es más seria, 

Restless es más desenfadada.

Alberto del Castillo

5 comentarios:

  1. Deja este mundo, Van Sant. Líbranos de ti mismo. No nos hagas sufrir más con tus memeces.

    ResponderEliminar
  2. Y querrás decir Dennis Hopper y Henry Hopper, no?

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo que verla... dice Alberto (conocido worldwide como A.) que en esta no hace gilipolleces de "me voy a poner a grabar el ojete de un tío andando durante 10 minutos porque mi apellido rima con Efferalgan).... así que tendré que verla, y ver al otra GUS!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo solo viendo las fotos me emociono. Le tengo un montón de ganas, y no solo porque sea de Gus, que podría decirse que es de mis directores europeos favoritos, si no también por Mia, que no dudo que estará espectacular.

    ResponderEliminar