Enero es... Almodóvar

Loading...

121 - Posesión (Andrzej Zulawski)

Sinopsis

Berlín, antes de la caída del muro. Cuando Marc regresa de un viaje encuentra a su esposa Anna cambiada, muy nerviosa y perturbada. Por fin, le confiesa que tiene una aventura y lo abandona. Marc cae en una terrible depresión que lo lleva casi al borde de la locura. Unas semanas después, el detective privado que contrata para que siga a Anna, es salvajemente asesinado. La verdad sobre la aventura secreta de Anna se revelará monstruosa.

Crítica
Drama entre lo ridículo, la ansiedad, y lo histriónico; entre Lynch y Kiewloski

De Lynch, las incógnitas que deja sin revelar, y con ello  la opción a una libre interpretación, como por ejemplo, la niebla que no nos permite sacar en claro el comienzo de la relación de ella con el monstruo (aunque metafóricamente podamos encontrarle sentido, ver abajo spoilers)


De Kieslowski, el color azul, que recuerda a su primera parte de su trilogía (aunque esta fuera posterior), y el uso de escenarios fríos y urbanos (como la grabación en el metro, en Tres Colores Blanco y en esta cinta).

Me anima saber que existen más directores como Lynch, esta vez polaco, que nos permitan jugar en la interpretación de sus obras. Comúnmente denominada como cinta de terror, yo le añadiría “psicológico”, puesto que quedarse únicamente en la superficie del terror sería una pena en este caso. Aparte, surrealista, incomprendida, súper currada y bella.

La historia nos muestra lo peor de las relaciones de amor, de lo conyugal; en este caso esforzarse por intentar sacar un claro causante de la situación es una pérdida de tiempo, puesto que el director prefiere mostrar el resultado de ese malestar que, aunque se crea que no, siempre suele ser recíproco.


Que la película se ambiente en la Berlín del muro tiene un gran peso, exactamente en la parte occidental (gracias, lata de Coca-cola). La ambientación en una ciudad dividida sirve como metáfora de las dos partes de un vínculo, de los dos actores.

Respecto a las interpretaciones, Sam Neill está genial, bastante atractivo, y da miedo con lentillas negras. Los secundarios cumplen con su papel, menos el que hace de “amante”, que aparece en su primera escena vestido de blanco. ¿Se puede ser más afeminado? Este es uno de los puntos incongruentes del film, que analizo más abajo hablando de lo ridículo en la película. 

Sin embargo, la interpretación más exuberante de todas es la de  Isabelle Adjani, ganadora y merecedora del Cannes a mejor interpretación femenina por este papel. Se deja la piel, y encima interpreta dos papeles diferentes. Sus brotes psicóticos-posesiones son tan creíbles como estremecedoras. En todo momento tuve miedo de que se pudiera hacer daño, con la voz y sus movimientos. Brillante; la película merece la pena sólo por verla. Además, me atrevería a decir que es la mejor actriz que interpretó la mejor escena jamás rodada en un metro, por encima de Bellucci en Irreversible.

Estéticamente el film cumple en mayúsculas. La fotografía es bella, los decorados singulares y variados, en cualquier caso fríos. Y la técnica es personal: esos movimientos de cámara son tan originales como excelentes; nada que ver con los del Polanski de su época, lleno de zooms y mareosos movimientos fugaces.
La banda sonora no estorba, y el póster (que aunque parezca broma citarlo, hace mucho, pues a mí fue quien primero me llamó a ver la película) es una obra de arte por sí solo.


Para terminar, antes de dar mi interpretación del argumento, citaré algunos de los momentos claves del film, aquellos que quedan para el recuerdo:

*Escena en el metro. (Lástima que por poco no fuera en su totalidad un solo plano secuencia)
*Escena en la cocina.
*Momento en el que ella chilla en la calle, y la sangre le chorrea.
*Escena en la iglesia

Y ahora una última lista sobre las escenas que hacen que esta película me parezca que contiene un tanto de ridículo:

*El movimiento de las sillas giratorias en la oficina
*La mecedora quién es la tercera persona en el triángulo de la relación.
*La patética persecución del espía
*Los plátanos


En fin, una película poco conocida, pero a la altura de cualquiera de Lynch, y con escenas para el recuerdo. 
Habrá que seguir viendo la obra del polaco.

Interpretación (spoiler)

Sin darle muchas vueltas al argumento; la mujer entra en contacto con un ser infernal, al cual no sólo le va proporcionando cuerpos humanos para que se nutra y se desarrolle, sino que también le ofrece su sexo y hace el amor varias veces, hasta incluso tener un aborto suyo. Es a partir de ese encuentro cuando ella empieza a cambiar, a obsesionarse, a ser poseída. Cuando su marido llega de viaje comienza poco a poco a investigar y a darse cuenta de todo. Tal es el amor que él tiene a su mujer, que incluso se pone de su lado, y le ayuda. Al final, ese engendro infernal se nutre de las víctimas necesarias, y toma el aspecto del marido (supongo que porque contaba con matarle el último), como hace en el film.

Cuando se une un ser humano con uno infernal, puede surgir el anticristo, el superhombre, y así ocurre en el film. Por eso se suicida el niño al final, por miedo a lo que sabe que vendrá. Después suenan alarmas que podrían avisar de una catástrofe nuclear.

David Uclés 

3 comentarios:

  1. Esta película tiene buena pinta. Me he dejado la interpretación sin leer para verla y aportar mi propia interpretación. Que andará tan desencaminada como suelen.

    ResponderEliminar
  2. Tu interpretación me tiene en ascuas!! No sé si te gustará en film, o te parecerá demasiado histriónico, pero supongo que no te dejará indiferente... la actriz es un torrente!

    Pd: Alberto y yo nos quitamos el Facebook

    ResponderEliminar
  3. Interesante interpretación. Vi el film hace unos años y me impactó la secuencia del metro. Coincido en que es brutal y Adjani está magnífica. La vi de nuevo hace unos días y he reparado en detalles que no recordaba o no me di cuenta de ellos, como lo del tipo con calcetines rosas del final, que es mencionado en la escena de la entrevista de Sam Neil con 3 tipos al principio. A pesar de lo ridícula y excesiva que resulta a veces es una de mis películas favoritas. Saludos!

    ResponderEliminar