Enero es... Almodóvar

Loading...

116 - Magnolia (Paul Thomas Anderson)


Sinopsis

La película consta de nueve tramas paralelas que tienen lugar en el Valle de San Fernando, en Los Angeles: un niño prodigio, el presentador de un concurso de televisión, un ex-niño prodigio, un moribundo, su hijo perdido, la mujer y el enfermero del moribundo. Son historias aparentemente independientes, pero que guardan entre sí una extraña relación.

Crítica

Magnolia, o la flor de pétalos distintos que bifurcan hacia un centro común de doble filo; la casualidad y el perdón.

Hacía tiempo que quería ver algo de este director de nombre tan americano, ya que sus últimos dos films tienen sendas portadas magníficas, de color fuego. Sin embargo, cuando me recomendaron el film (varios amigos) no supe que se trataba de uno de Paul Thomas.


Ahora, abusando de la subjetividad de la que un buen crítico no debería abusar, lo suelto: “Me ha encantado”; a pesar de sus tres largas horas de metraje, lo cual la hacen un monstrometraje, me pareció que durara apenas hora y media, e incluso habría querido que no acabara aún. La película te envuelve en la acción durante un día de varios personajes, desde que amanece hasta la madrugada. No te deja levantarte del sofá. 

A diferencia de “Las horas”, la cual también narra la historia de un día y de varios personajes aunque en distinta épocas, Magnolia no ofrece descanso, y por ello casi no cesa la banda sonora en todo momento, desarticulándose un despliegue de temas que incitan al bullicio y a la acción (hablando de una acción física, que no bélica), y a que el espectador se intrigue por lo que va a acontecer.


Por otro lado, en esta ocasión, sí que se ha de hacer uso de la típica frase “esta peli no sería nada sin sus actores”, puesto que todos bordan los personajes… Cruise está genial, quizás en su mejor papel: consigue inquietarte con su tintineo y emocionarte en un momento clave (para nada esperado); Moore lo borda, siempre con esa naturalidad intrínseca a ella, (idiosincrasia propia de la actriz) y consigue transmitirte la desesperación de una mujer atormentada.

Y es que “atormentados” están todos, cada cual por su situación, mentira, pasado, trauma, sensibilidad, arrepentimiento… pero todos girando en torno al perdón.


Y, sin duda mi favorito, Philip Seymour  (aunque poco a poco su atractivo estético va transformándose en grasa y “subcarne”) ya que los demás, aunque no sean precisamente secundarios, debido al carácter coral del reparto, para mi tienen un papel más insignificante respecto a  estos tres grandes (quitando a Wlilliam H. Macy, quien hace de homosexual traumatizado, quien hace que sienta la vergüenza ajena que en su personaje tristemente reside).

Como punto destacable del film, el momento de las ranas/sapos. Dios mío… No quiero contaros qué ocurre con estos animales, pero estoy seguro que se sorprenderán gratamente, pues se encuentran frente a una de las escenas más tremendas del cine.

Así pues, sin extenderme más, ya que la película de por sí es larga, aconsejo que la vean fervientemente, una noche de viernes/sábado que no salgan, y disfruten uniendo los puntos en común de los personajes, tanto físico-espaciales como sentimentales.

David



1 comentario:

  1. Fantástico blog que ya me pasé al blogroll propio. De Magnolia me quedo con H. Macy, la tormenta de batracios y la fantástica soundtrack con la Sra. Aimee Mann. Y coincido, es larga si, pero el viaje vale la pena. Saludos guzzeros !

    ResponderEliminar