Enero es... Almodóvar

Loading...

81 - Encuentros en la tercera fase (Steven Spielberg)


Sinopsis

Una noche, cerca de su casa, en Indiana, Roy Neary (Richard Dreyfuss) observa en el cielo unos misteriosos objetos voladores. Obsesionado por comprender lo que ha visto, se distancia de su esposa (Teri Garr). Neary encuentra apoyo en Jillian Guiler (Melinda Dillon), que también fue testigo de esos encuentros nocturnos. Juntos buscan una respuesta a ese misterio que ha alterado sus vidas. Al mismo tiempo, un numeroso grupo de científicos internacionales, bajo la dirección de Claude Lacombe (François Truffaut), comienza a investigar también las apariciones de OVNIS y otros extraños hechos.


Crítica

Mala traducción del título original, siendo la traducción en algunos países sudamericanos más acertada “Encuentros cercanos del tercer tipo”, y mal (incluso pésimo me atrevería a decir) doblaje al español, teniendo que escuchar varias veces una misma frase, ya que al comienzo del film, se entremezclan actores franceses, españoles e ingleses, y la mayoría de las veces no se diferencian en el doblaje uno de otro, a estar casi todo traducido al español.


Nos encontramos frente a la segunda película propiamente dicha de mi amigo Spielberg, y junto con tiburón, su otra ópera prima. Me hubiera gustado que este director se hubiera centrado más en esta temática, y nos hubiera ofrecido más filmes como este; sin embargo, aquellos que pensaran como yo, se tuvieron que contentar con E.T. Una pena.

La historia se aleja un tanto de lo que un producto americano es, al menos durante la primera mitad de la cinta, no queriendo abarcar el argumento una “expansión extraterrestre mundial” en toda regla, sino simplemente un suceso puntual en una zona remota de Wyoming, sin grandes ciudades ni desastres bélicos. Y es esto lo que me atrae de ella. Rompe con la normativa del “suspense” de las películas de ciencia ficción del momento, ofreciéndonos desde el comienzo la visita de estos platillos, y no a mitad del film, como normalmente solían grabar estos directores setenteros, localizando siempre el suspense durante la primera mitad del film.


También hay que aplaudir los efectos especiales tan creíbles, nada comparables con las películas galácticas de los 70, momento en el que un film de estas características optaba por encaminarse hacia la serie B, antes que hacia una película en mayúsculas de ciencia ficción.

Además, parece como si todo aquello que desentone con los efectos especiales modernos, así como la fotografía del cielo tan artificial o como el cuerpo del extraterrestre mismo, tuvieran un encanto especial, y, aun no siendo del todo creíbles, no quisieran ser renovados ni sufrir un remake, puesto que existe belleza en dicha fotografía, y expresionismo.


Como punto débil del film, el final híper ñoño-feliz-qué-bonito-es-todo-con-John-Williams-de-fondo-exasperando, y la idea absurda de haber conseguido tanto en su primer encuentro, además de la imposible facilidad con la que se hacen con el lenguaje de los visitantes, quienes mediante la música, parecen comunicarse (escena por cierto genial, desgarradora e inolvidable, pero apenas verosímil).

Destacar finalmente la presencia de Francois Trufaut, el cual desconocía en dotes interpretativas.

David Uclés

2 comentarios:

  1. Me pareció genial también. Además, la vi hará una semana.

    Enrique

    ResponderEliminar
  2. enrique no nos dirias de que trata?

    ResponderEliminar