Enero es... Almodóvar

Loading...

79 - Repulsión (Roman Polanski)


Sinopsis

Carol Ledoux es una bella y reprimida joven belga que vive con su hermana Helen en un apartamento de Londres. Carol experimenta sentimientos simultáneos y contradictorios de atracción y repulsión hacia los hombres; por eso para ella resulta tan incómoda la relación que mantiene su hermana con un hombre casado. Cuando la pareja se marcha de vacaciones, Carol comienza a tener alucinaciones y su mente se desquicia.

Crítica

Si unimos a las protagonistas de Hard Candy y El Cisne Negro bajo un blanco y negro de los años 60, obtendremos Repulsión.


Con Repulsión nos encontramos frente a la primera película de la trilogía de apartamentos de Polanski, trilogía en la cual los personajes de dichas cintas adquieren la paranoia tras un crecido y constante miedo que crece en sus mentes, mayormente recreado en el interior de sus apartamentos.

Tras haber tildado a la tercera parte días atrás de obra maestra, no podía ser recibida esta cinta de otra manera, que con un epitafio de igual orden: obra genial.

Si anteriormente me atrevía a decir de Polanski que “probablemente” era un perturbado, ahora diría de él que “ciertamente” sería un demente. Conoce a la perfección la locura, la angustia, la obsesión, y como resultado de todo ello, la repulsión y el odio.


¿Quién podría haber imaginado a la bella y dulce Deneuve interpretando dicho papel? Chapó, adiós al sombrero ante los dos, actriz y director. Deneuve borda su interpretación. Sus ojos de mirada perdida, sus tics nerviosos, sus faces, y la falsedad con que sonríe ante algo que no le conmueve. Al principio del film me pareció un papel del todo fácil y soso. Sin embargo, tal y como Polanski acostumbra a hacer, a mitad del film el ritmo cambia considerablemente, y con ello su actuación comienza a forjarse con una soberana fuerza.

Aún así, quizás peque de lenta, aunque no debido a los tantos silencios que maquillan el metraje, los cuales encuentro poderosos y necesarios, principalmente en la escena cuando la violan en pantalla.


En ocasiones me aburrió, y en otras arrastra la tensión demasiado, ahogada quizás por interminables monólogos o situaciones. Era su segunda película, y su primera de este ciclo, algo que ayuda a comprender que tuviera miedo por arriesgar en la escena.

Quedarán para el recuerdo las escenas de las grietas, sobretodo la que antecede a su apartamento, la de la grieta en el banco de la calle, y sobretodo, ese pasillo lleno de manos, o esa escena de destape en la que Deneuve se encuentra semidesnuda tirada en el suelo.

David Uclés


3 comentarios:

  1. A mi me pasó algo parecido, al principio me aburría y Deneuve simplemente me parecía correcta y simple. En cuanto se va perfilando la locura, buf... como se me atragantaron las palomitas con el maldito conejo o lo que fuera xD Lo que me gustó de la película fue precisamente, que me la creí, o al menos me metí en ella, en cuanto la tensión me dejó enganchado a ella.

    ResponderEliminar
  2. ¿Verdad? Yo ahora no puedo sacarme de la cabeza a esa Deneuve tan trastornada... :) La veo así en todas sus películas!! :)

    ResponderEliminar
  3. excelentísima, me encantó

    ResponderEliminar