Enero es... Almodóvar

Loading...

77 - La Invasión de los Ultracuerpos (Philip Kaufman)


Sinopsis

Versión -con ligeras variaciones- del clásico de ciencia-ficción de Don Siegel que narra la invasión de unos extraterrestres. En una pequeña ciudad de California, cosas extrañas empiezan a suceder cuando algunas personas empiezan a comportarse de modo inusualmente extraño, como si realmente no fueran las personas que dicen ser.

Crítica

Medianoche de un martes veraniego, enciendo el teletexto y busco algo que ver. En 20 minutos comienza la versión de los setenta del clásico de Don Siegel, “La Invasión…” Suena a película de clase B de ciencia ficción, más aún siendo emitida después de la impecable, nada-envidiable-a-Alien y seria “La Cosa” de Carpenter. Decido entonces acomodarme y tragármela. Maravillosas dos horas fueron las que siguieron a ese momento.


Con escenas que recuerdan a “El Pueblo de los malditos” y fotografías de pánico urbano haciendo eco a “La Guerra de los mundos”, incluso con una cierta similitud en el argumento con “El Incidente” del gran Shyamalan y “1984”, la película consigue una trama firme, del todo creíble, pese a las desavenencias de ser un guión fantástico del tipo “marcianada”.

Datando de los años setenta, era de esperar que dicho argumento apocalíptico ejecutado en la gran pantalla, si no se derrumbaba por sus propias pretensiones de cámara y efectos especiales, al menos cojeara notablemente. Sin embargo, el film logra su meta, consiguiendo mucho con poco.

Creo que de haberse hecho en la actualidad no habría sido mejor, quizás al contrario. No nos hacen falta explosiones del tamaño de un edificio, movimientos de cámara casi imposibles, o efectos por ordenador que intenten dejar sin aliento al espectador.

La película entretiene y, si no asusta, agobia. Algo a destacar es lo bien que está estructurada, y el desarrollo tan perfecto y equilibrado de esta.


Generalmente, las películas de terror-ciencia ficción de los años 70 siguen un mismo patrón temporal. Al principio hay un pequeño adelanto sobre cómo se origina el problema (en este caso, mientras salen los títulos de crédito); a continuación nos encontramos generalmente con casi una hora de metraje sin que ocurra nada particular, para hacer más veraz la historia, e inmediatamente después comienza a transcurrir la acción en sí, el conflicto.

Pues bien, en este caso, todo está medido con genialidad, y ninguna parte da lugar al tedio o a cambiar de canal.

Así pues, para aquellos que no puedan esperar la “Super 8” del creador de “Lost”, les recomiendo mientras tanto este film, para ir haciendo estómago y hacer de la espera algo para degustar.

David Uclés

No hay comentarios:

Publicar un comentario