Enero es... Almodóvar

Loading...

72 - ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (Pedro Almodóvar)


Sinopsis

Gloria, un ama de casa malcasada y adicta a las anfetaminas, y su marido, taxista, viven en un edificio de vecinos junto a los hijos y la suegra. Gloria compagina las labores del hogar con la limpieza de otras casas como asistenta.


Crítica

Sin duda alguna, mi favorita de Almodóvar. Esta contiene el Pedro que siempre busco en sus posteriores creaciones, quedando muy lejos de su cine actual. Me parece bien que indague en el cine noir, en la mezcla de géneros, y en el turbio dramatismo frente al pasional melodrama y a la comedia. Un director siempre ha de probar, y con resultado de su experimentación quizás nuevamente sorprender, evolucionar. Sin embargo, todo puede descarrillarse.


El Pedro actual, el de los abrazos, la piel y la educación, es un Pedro de una técnica límpida, sin manchas ni restregones. Su música, cámara y montaje denotan perfección y detalle. Y el color… maravilloso. Sin embargo, falla el guión. Y es que un manzano puede dar con el tiempo algo más parecido a peras, pero peras en sí, jamás. No te alejes tanto de ti mismo, manchego…

¿Qué he hecho yo para merecer esto? no es víctima de una técnica impecable, más bien de una experimentación por parte de un entonces novel director. Tampoco destaca en el oído, pues las composiciones no están pensadas únicamente para el film. Y el color, digamos que ya va encaminándose, descubriéndose. Sin embargo, tiene a Pedro en un noventa por ciento. Me atrevería a decir que esta es su primera película en mayúsculas, olvidándonos de su etapa de la movida, la cual se acerca más a un retrospectivo documental de sus comienzos que a un plato a degustar en una sala de cine.


En este película, las interpretaciones hilvanan pura poesía, puro arte y dominio de la cultura profunda de este país. Naturalidad.

Cierto es que las tramas relativas a la amante alemana y al escritor no son más que conejos de indias sin arte ni gracia alguna. Pero la acción en el piso y la familia junto con los vecinos desempeñan el papel del astro que eclipsa las interpretaciones y tramas menores. Maura se encarga de la empatía en base a un ama de casa rodeada de las inclemencias del machismo. Forqué y Roth animan el corrillo, llenando la residencial con un humor desenfadado y ágil. Y Chus Lampreave… merece un párrafo entero:


Lampreave hace de su papel de secundaria un personaje que traspasa la pantalla y parece estar hablando al propio público, a su recuerdo, y a su misma experiencia. Sin duda alguna, es el elemento que más me convence y me conmueve de la saga Almodóvar. Su capacidad de llevarse el guión a su propio terreno, y de crear vida donde sólo había nota y escritura, hacen de ella en esta (y en general, en todas sus colaboraciones con Pedro, celebrando altivamente también la de “La flor de mi secreto”), una actriz con mayúsculas, y un eje central en la película. Para mí, la chica más Almodóvar. (abajo muestro un vídeo con sus mejores escenas en el film)

Larga vida a Lampreave; buen disfrute con este film.

David Uclés

3 comentarios:

  1. A mi me parece insufrible y abominable a partes iguales. Sin ninguna gracia ni sin nada.

    ResponderEliminar
  2. Por favor, eres tan sibarita que tu sentido del humor quedó atrofiado!! A tí si no te ríen con citas bibliográficas nada, no???? hahahaha Ya no te junto,

    ResponderEliminar