Enero es... Almodóvar

Loading...

38 - El Leñador (Nicole Kassell)

Sinopsis
Cuenta el intento de un hombre por reinsertarse en la sociedad. Al cabo de doce años en prisión, Walter (Kevin Bacon) llega a una ciudad sin nombre, se instala en un pisito situado frente a una escuela primaria, consigue un trabajo en un almacén de madera y se dedica básicamente a cuidar de sí mismo. Hombre reservado y desconfiado, Walter encuentra un inesperado solaz en Vickie (Kyra Sedgwick), mujer deslenguada que promete no tener en cuenta el pasado del hombre. Walter, empero, no puede escapar de su pasado. Condenado por una agresión sexual, Walter se encuentra sometido al ojo escrutador de su cuñado (Benjamin Bratt), y desdeñado por la hermana de éste, vive con el temor de ser descubierto en su lugar de trabajo, y se siente vigilado por un desconfiado funcionario de la policía local, el detective Lucas (Mos Def). Cuando traba amistad con una niña pequeña en un parque de la barriada, Walter ha de enfrentarse también al horrendo peligro del despertar de sus demonios interiores que lo torturan.


Crítica

Única película del director; única interpretación de Bacon que me conmovió. Una de las únicas películas que se acercan tanto a la temática, que te hacen desequilibrar tu opinión al respecto. ¿Es un pederasta un hombre bueno o malo? ¿Es perdonable la pederastia que un ejerció un hombre que parece estar volviendo a recaer? Como diría Chan-wood, “aunque no soy más que una bestia, ¿no tengo derecho a vivir?”

Sobre estos interrogantes se mantiene erguido y poderoso el film, no decayendo este en ningún momento. Como cité anteriormente, el espectador parece en varias escenas no saber en qué lado de la balanza acurrucarse, si mostrar su apoyo al “pederasta”, o alejarse de cualquier empatía que pudiera surgir.


Desde mi punto de vista, fue todo un acierto que el director cogiera a Bacon para este papel, pues, además de haber demostrado sus dotes de interpretación, este es bello, y su rostro y aspecto físico, al ser lindo, hace que la imagen mental de “pervertido pederasta” sea algo más complicada aplicársela. Si habláramos de un gordo pajillero, con aspecto freak y ojos desorbitados, podríamos asimilar mejor al postura del pederasta.

Realmente está feo clasificar o descalificar a una persona por su físico, pero, debido a la cultura-televisiva que tenemos, y a las convenciones sociales creadas erróneamente, casi todos nos asustaremos al ver a un hombre de negro, creeremos que los extraterrestres vuelan en naves circulares, y pensaremos que los pederastas tienen un aspecto sucio y mal cuidado.

Por ello, la interpretación venía como anillo al dedo de Bacon. Respecto a los demás personajes, cumplen notoriamente, aunque la novia del “pederasta” es demasiado masculina.


Las imágenes son frías, y se aproximan a la confusión que siente el personaje de Bacon en su interior. Recuerdan a Londres más que a América (quitando los horribles autobuses amarillos)

Recomiendo verla, y aunque dentro de la película existen momentos de tensión en los que dan ganas de rebobinar para disminuir la tensión (se trata de una tensión lenta, basada en gestos simples), es mejor relajarse, y esperar a que Bacon rompa con la tensión, para bien o para mal, de una manera más correcta, o de otra más enferma.

Uclés

1 comentario:

  1. tienes razon, eso de conmover Bacon , pocas le hemos visto mucho por la labor...

    ResponderEliminar