Enero es... Almodóvar

Loading...

33 - Origen (Christopher Nolan)

Sinopsis
Dom Cobb (DiCaprio) es el mejor del mundo en el arte de la extracción: apropiarse de los secretos del subconsciente justo en el momento en que la mente de la víctima es más vulnerable: durante el sueño. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy codiciado en el mundo del espionaje corporativo, pero también le ha condenado a ser un fugitivo internacional, costándole todo lo que alguna vez ha querido. Ahora tiene una oportunidad de redimirse y volver a tener la vida normal que anhela, pero para ello él y su equipo tendrán que realizar lo contrario a lo que realizan habitualmente: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo su plan se complica cuando un peligroso enemigo parece predecir cada uno de sus movimientos.

Crítica

Origen es una buena película, nada más. No es una obra maestra, ni es el comienzo de una nueva forma de hacer cine, de un nuevo estilo o de una década que recordará constantemente al trabajo de Nolan. Es, sin más, una muy buena película.


¿Y qué es lo mejor que tiene, para que la considere como “muy buena”? Pues el mero hecho de que el film parezca transportarte a sus ingeniosos decorados y a su enrevesada trama. Quizás ves una película de Almodóvar, o de Garci, y puedas imaginarte dentro del film, al comprobar cómo los sentimientos y la acción expresada en la pantalla son similares a las emociones y a las vivencias de uno mismo; y esto difícilmente ocurre con los films comerciales. Sin embargo, en esta ocasión, Nolan me intodujo intensamente en un film, como jamás Almodóvar o Garci pudo hacer.

Estando en el cine, me dio por mirar el reloj: habían pasado dos horas y cuarto, y creí haber estado todo un mundo en aquella sala de cine. Sin duda, ese es su mayor triunfo, el que el espectador quede ensimismado y no tenga un respiro para alejarse de la pantalla.



Respecto a los efectos especiales y a las interpretaciones, puro americanismo. DiCaprio lo hace bien, pero no brilla. ¿Acaso brilló alguna vez? Lo siento, pero con Scorsese me aburre a gran escala, quitando en Shutter Island. Y Titanic…enfin, creo que mi emoción iba hacia el morbo de ver un barco cargado de gente hundirse, y no hacia el teenage Leonardo.




Otro de sus puntos más extraordinarios, como ya dije antes, es el decorado. La imaginación arquitectónica rompe con las leyes de la gravedad, aunque dicho decorado sólo sea el escenario para incansables momentos de acción (pistolas, bangs-bangs…). Por ello, mientras que uno escucha tal guerra absurda de persecuciones, puede liberar la mente y deleitarse observando los edificios y parajes. La fotografía es bastante aceptable.

David

4 comentarios:

  1. para mí esta pelicula es un auténtico bluff. me la pintaron como la matrix del siglo XXI, pero no se quedó en nada. ¿donde está la ciencia ficción?¿porqué no juegan más con los conceptos psicológicos del sueño? con lo interesante que es ese tema...

    nuestro amigo leo no puede evitar representar siempre el mismo papel (una especie de continuación de lo que ya hizo en Revolutionary Road y Shutter Island. y marion cotillard hace un papelón petardo, no me gusta nada su personaje!

    eso sí, los efectos especiales (la ciudad plegandose, los efectos opticos, los momentos gravedad zero..) están muy trabajados, pero sólo aparecen en dos o tres escenas!

    en resumen...que no la recomendaría jeje

    ResponderEliminar
  2. Nuestro amigo Leo algo debe brillar, y algo debe tener, cuando ha trabajado con Cameron, Raimi, Luhrman, Spielberg, Raimi, Boyle, Allen, Mendes, Eastwood, R.Scott, Scorsese, y en breve con Tarantino. ¿O vosotros tenéis más talento y un punto de vista más elevado que los directores de casting de todos estos directores? ;)

    ResponderEliminar
  3. El que nuestroa migo Leo alla rodado con Cameron, Raimi, Luhrman, Spielberg, Raimi, Boyle, Allen, Mendes, Eastwood, R.Scott no hace que cambie de parecer.

    Una crítica siempre es subjetiva, y dichos axiomas subjetivos son tan irrefutables como el mismo parecer de uno, si bien variable con el tiempo, y en este caso, con la carrera de Leo mi parecer no cambió. Tiene razón, en que Scorsese le sacó partido, al menos en Shutter Island, pero no le vi más en ninguna otra... al menos nada especial...

    Por otro lado, de los directores anteriores solo me fascina Eastwood, así que saber que Leo estuvo con ellos, por muchas estrellas (merecidas supongo) que tengan en el paseo de la fama, A MI, PERSONALMENTE, pues, no se olvide usted, señor anónimo, que esto no es un juicio objetivo, todo lo contrario, no me quita el sueño.

    ResponderEliminar