Enero es... Almodóvar

Loading...

2 - Los conspiradores del placer (Jan Svankmajer)


En esta ocasión, Jan Svankmajer sigue por su senda surrealista. Considerado como uno de los más influyentes “precursores” de Tim Burton, en esta película también hace uso del “stop-motion”, característico de su primer largometraje “Alice”, y de sus cortometrajes, algunos de ellos disponibles en Youtube (Oscuridad-luz-oscuridad, Food…).


Crítica:


Suena la quinta sinfonía de Tchaikovsky, y todos buscan el orgasmo.

¿Qué ocurre cuando el placer da rienda suelta a la imaginación? Un grupo de personajes desempeñan cada uno su más íntima y perversa fantasía sexual. Aparentemente sin tener ninguna relación entre ellos, poco a poco un fuerte instinto sexual-imaginativo les va uniendo. A veces cada personaje parece tener una doble personalidad: la pública y socialmente “equilibrada”, y la privada y liberada de frenos sociales y “racionales”.

La película se desarrolla sin diálogo alguno, haciendo esto más visible el intimismo bajo el que se esconde todo un carácter erótico y fetichista

Jan intenta plasmar la importancia que tiene el aspecto erótico sobre nosotros, sobre la persona, y los límites a los que se pueden llegar para complacer ese deseo. Los personajes juegan con la norma, y se la saltan para corresponder a sus instintos. Cada uno realiza acciones que bien podrían equipararse al sadomasoquismo, voyeurismo, o cualquier otra práctica sexual estrechamente relacionada con la perversión. Podríamos decir que los personajes sufren una psicopatía relacionada con el sexo, y que anteponen cualquier obstáculo que le impidan llegar a su fin, a su objetivo, a su orgasmo. Pero, ¿se trata realmente de una psicopatía?




A mitad del film, me surge una sonrisa sardónica, una mueca de humor que quiere mofarse de la recreación en la pantalla, pero que por otro lado lo evita. ¿Realmente la ficción está tan lejos de uno mismo, de su entorno? ¿Qué es lo que quiere Jan contagiar, su deseo de “libertad”, o de “perversión”? Las diferentes fantasías sexuales que nos son mostradas, ¿son prácticas sanas o perversas?



Tras finalizar el largometraje, encontramos en los créditos varios nombres de personajes y pensadores que bien pudieron influir en Jan para realizar el guión y la idea principal; entre ellos nos encontramos con: el Marqués de Sade, Buñuel, Ernst y Sigmund Freud. Todos ellos pudieron ser conspiradores del placer, pero, ¿y nosotros, los que viven alrededor nuestro, nuestros vecinos, nuestros clientes y compañeros? ¿Somos todos, cada uno a su manera, unos conspiradores del placer?

Dejando estos interrogantes al lector, os dejo con un comentario del director referente al stop-motion, con una pequeña parte del film, y con el objetivo de que reflexionen.

David Uclés


“Creo que los objetos siempre han tenido más vida que el ser humano. Son más estáticos, pero también son más elocuentes. Son más conmovedores por todo lo que esconden y su memoria, que supera a la nuestra” - Jan Svankmajer

Trailer:

2 comentarios:

  1. La respuesta del segundo concurso es El acorazado Potemkin

    Primera vez que conozco algo de Los conspiradores del placer, parece intersante, aunque no para verla cualquier dia...

    ResponderEliminar
  2. Síiiiiiiiiiiii, ve pensando en una imagen, y envíala a mi correo: mañana la pondré en el juego :)

    ResponderEliminar