Enero es... Almodóvar

Loading...

22 - Pink Flamingos (John Waters)



Sinopsis:

Babs Johnson (Divine) es conocida por poseer el título de la persona “más inmunda del mundo”, siendo el hilo argumental de toda la película el intento de la familia Marble (que se dedica a vender heroína y a traficar con niños) de arrebatarle este puesto.





Crítica:

Quizá la mayoría de vosotros conoceréis al director, John Waters, por Hairspray, una de sus películas más famosilas entre el populacho. Pues bien, no tiene absolutamente nada que ver; mientras en Hairspray nos encontramos un argumento “agradable”, en Pink Flamingos no se me ocurre otro calificativo que no sea el de una película asquerosa en el sentido más objetivo de la palabra, lo cual no es ni bueno ni malo.

Para empezar, nos encontramos con el personaje al que da vida Divine, una de las primeras drag queens que saltaron a la fama, con un look cuanto menos llamativo: la frente afeitada y unas cejas no más largas que las arcadas que os darán al ver la película, a lo cual sumamos conceptos tan importantes como el de que aparezca comiendo mierda en el sentido más literal de la expresión, que la madre esté toda la película metida en una cuna o que Babs le haga una felación a su hijo tras pronunciar estas palabras: “Voy a hacerte el mejor regalo que una madre puede hacerle a su hijo”.


Podría estar enumerando escenas como éstas o peores durante un buen rato, como podría ser la escena de los pollos, la cual no voy a revelaros para no privaros de vuestro pavor al verla, pero el caso es que, una vez más, si os consideráis amantes del cine más bizarro, tenéis que verla, eso sí, tras preparar vuestra mente y vuestro estómago.

Y después de todo este desfile de “halagos” supongo que os preguntaréis… ¿por qué la gente sigue viendo esta película? Pues muy fácil: alguien te dice que la veas, tú pierdes para siempre los resquicios de inocencia que te quedaban y te sientes en la obligación de hacer que otros la pierdan.


A pesar de esto, no podréis evitar mirar a través de vuestros dedos cuando os tapéis los ojos, así que disfrutadla como una de las grandes obras del cine alternativo que es.

Marina Resina


7 comentarios:

  1. No sé si Gummo será la siguiente crítica

    ResponderEliminar
  2. No me atrevo a verla

    Juan

    ResponderEliminar
  3. Ánimo hombre, tienes que verla!! Pero eso sí, te aviso: no cometas el mismo error que yo de verla cenando

    ResponderEliminar
  4. Sí, es de una delicadeza exquisita

    ResponderEliminar